La Gaceta de Linux ...¡ haciendo a Linux un poco más divertido !

Cuestiones de diseño

Por Mark Seymour

Traducción al español por Daniel Monroy
el día 26 de Marzo de 2005, para La Gaceta de Linux

Tipos de letra

El despliegue de texto es tan común en nuestros días que raramente pensamos en ello, hasta que algo malo sucede. A pesar de los correctores ortográficos automáticos, los errores tipográficos ["dedazos" o palabras incorrectamente escritas] siguen apareciendo en periódicos y publicidad, y en cambio, los enunciados con vocabulario limitado abundan hasta en documentos formales.

Sin embargo, el uso correcto del texto va más allá de las reglas gramaticales u ortográficas y del acomodo de los párrafos: la elección del tipo de letra (o fuente) es crucial cuando se trata de darle a cada palabra su significado más adecuado; es raro que se escoga el tipo ideal, a menos que se trate de un libro de arte. Raramente se usa por completo toda la gama de fuentes disponibles en un programa de diseño para internet, aunque sea muy limitada en comparación con los miles (si no es que decenas de miles) de tipos de letra impresos.

Un párrafo escrito con una fuente se ve muy diferente que en otra. Vamos a usar una porción del discurso de Gettysburg para ilustrar la diferencia:

Esta ilustración demuestra cómo el espacio ocupado por las palabras cambia con el tipo de letra, y por supuesto también cambia el aspecto general de las frase. La fuente cursiva, por supuesto, se asemeja más al manuscrito original, pero incluso con la simple adición de los pequeños remates en los extremos las letras dan una apariencia más antigua.

El tamaño, el estilo y el color también cambian nuestra reacción a una palabra o frase. La simple palabra fuego, cuando aparece con el mismo tipo de letra que el resto del párrafo, difícilmente nos haría ponerle atención, aunque estuviera en letra itálica. Ahora, si tan sólo cambiáramos algunos atributos, no se nos escaparía:

¡Fuego!

Si sacáramos esa palabra de su contexto, no sabríamos si se nos está apresurando a evacuar el edificio por un incendio, o si tenemos que disparar la artillería contra el enemigo, pero al menos nos da alguna idea. Ahora, si la moviéramos al centro de la línea, dejaría de ser simplemente un renglón con un texto rojo sino que se convertiría en algún tipo de encabezado. Lo más natural es que el lector esperara encontrar dentro del párrafo alguna idea más precisa de lo que la palabra fuego tiene qué ver en este contexto. Cuando manipulamos el tipo de letra, hay qué recordar que también se está jugando con los conceptos que el lector tiene ya asociados en su mente, que si algo dentro del texto intentara cambiarlos, la audiencia bien podría agitar la cabeza en señal de confusión o salir de la página con irritación. Es posible romper con los esquemas visuales preestablecidos, pero hay que medir las consecuencias antes de publicarlos para que el mundo pueda verlos.

A pesar de que las tablas o columnas han sido una manera natural de presentar el texto en los medios impresos, sólo hasta hace poco tiempo se puede decir que es fácil utilizarlas en la 'web' y todavía siguen siendo más difícil desplegar páginas con muchas columnas en HTML que en papel (vea la columna del mes pasado para un análisis más profundo sobre la utilización de las tablas). Las páginas web en una sola columna son mucho más comunes en la Internet, pero también son variadas.

La peor forma posible de estructurar las páginas web es utilizar una sola columna ancha. Muchos sitios web han caído en este error y algunos son diseñados por agencias y diseñadores con suficiente experiencia como para saberlo (Por ejemplo, The Linux Gazette, aunque tiene limitaciones relacionadas con la necesidad de ser compatible con los navegadaores que sólo despliegan texto y los traductores de texto parlantes utilizados por invidentes); es rápido y sencillo, pero incorrecto. La razón por la cual es incorrecto utilizar una sola columna ancha se basa en la vista humana y la percepción: los ojos y el cerebro están diseñados para escanear paisajes grandes y detectar objetos que se mueven dentro de ellos, como una presa o una amenaza, no para enfocarse en líneas grandes de texto con pedacitos de información, aunque sea posible hacerlo. Esa es la razón por la que los monjes que traducían textos religiosos en la Edad Media se volvían ciegos, los contadores de los tiempos de Dickens siempre usaban lentes y los ojos duelen después de estar usando la computadora todo el día.

Los humanos procesamos el mundo visible a través de movimientos amplios y delicados; detener la vista en un punto va contra su naturaleza. Si nos quedáramos mirando una sola palabra en la pantalla durante algunos momentos, todo el texto alrededor de pronto perdería su sentido. Por otro lado, si moviéramos la vista muy rápido sobre un renglón de texto, las palabras serían difíciles de leer. No es que las letras sean imposibles de ver, sino que el cerebro no las puede convertir en palabras comprensibles a la misma velocidad a la que los ojos las leen. Percibimos una palabra cuando reconocemos la figura que forma el grupo de letras juntas, y no procesando letra por letra. Esa es la razón por la cual podemos jugar con las palabras desordenando las letras que la componen (la fomra de lsa letars es áms imoprtatne qeu el odren) o sustituyendo algunas letras por completo (cxmo sucxde cuxndx alxunas letrxs de lxs lexrerxs lxmixosos se dexcoxponen). Nótese que es más fácil leer las palabras que tienen desordenadas o sustituídas las vocales y no las consonantes; la razón es que todas las vocales tienen la misma altura y forma en general (aeiou), y las consonantes se salen del renglón (bdfghjklpqty) y tienen formas más variadas (cmnrsvwxz).

¿Entonces qué sucede cuando se escanéa toda una línea completa? El cerebro se descompone. Los ojos se pierden en la forma de las letras y normalmente se mueven hacia arriba o se ahogan en la línea; entonces, el cerebro pierde el orden de las palabras y el proceso de lectura falla. Es necesario entonces retomar la lectura en un punto anterior.

Veamos unos ejemplos de cómo la longitud de la línea afecta la lectura, citando a Lincoln (en párrafos de un máximo de cuatro líneas para ahorrar espacio):

Four score and seven years ago our fathers brought forth, upon this continent, a new nation, conceived in Liberty, and dedicated to the proposition that all men are created equal. Now we are engaged in a great civil war, testing whether that nation, or any nation, so conceived, and so dedicated, can long endure.

Four score and seven years ago our fathers brought forth, upon this continent, a new nation, conceived in Liberty, and dedicated to the proposition that all men are created equal. Now we are engaged in a great civil war, testing whether that nation, or any nation, so conceived...

Four score and seven years ago our fathers brought forth, upon this continent, a new nation, conceived in Liberty, and dedicated to the proposition that all men are created equal. Now we are engaged in a great civil war, testing whether that nation...

Four score and seven years ago our fathers brought forth, upon this continent, a new nation, conceived in Liberty, and dedicated to the proposition that all men are created equal. Now we are engaged in a great...

Four score and seven years ago our fathers brought forth, upon this continent, a new nation, conceived in Liberty, and dedicated to the proposition that all men are created equal.

Four score and seven years ago our fathers brought forth, upon this continent, a new nation, conceived in Liberty, and dedicated...

Four score and seven years ago our fathers brought forth, upon this continent, a new nation, conceived...

Four score and seven years ago our fathers brought forth...

Uno de estos párrafos tiene una longitud de línea más fácil de leer para el tamaño de la letra de la pantalla; dada la variedad de sistemas operativos y navegadores, no podría determinar cuál es la longitud de línea más adecuada. El hecho de que el material técnico se despliega en texto con renglones largos, o que la poesía se escriba en líneas cortas, no significa que algunos de los dos sea la manera 'correcta'; cada quien selecciona la longitud adecuada, de acuerdo a su vista, sin importar el tema.

Otra variable que afecta la facilidad de lectura es la alineación de los párrafos. La alineación hacia la izquierda es más común para los lectores que no son hebreos ni arábigos, aunque la alineación a la derecha se utiliza para enfatizar. Unas cuantas líneas centradas sí confunden la vista:

Four score and seven years ago our fathers brought forth, upon this continent, a new nation, conceived in Liberty, and dedicated to the proposition that all men are created equal.

Four score and seven years ago our fathers brought forth, upon this continent, a new nation, conceived in Liberty, and dedicated to the proposition that all men are created equal.

Four score and seven years ago our fathers brought forth, upon this continent, a new nation, conceived in Liberty, and dedicated to the proposition that all men are created equal.

El texto justificado, en el que los párrafos se alinean a la misma distancia al borde derecho y al izquierdo añadiendo espacios entre las palabras (como en los periódicos y revistas), puede contribuir a afectar la lectura conforme la línea se hace más grande. El hecho de que todas las líneas terminen a la misma altura hace las cosas más difíciles. Aquí unos ejemplos para notar la diferencia:

[ De hecho, HTML 4.0 (y posiblemente versiones anteriores también) especifica <p align="justify"> como una de las opciones. -- Ben ]

El tamaño (y tipo) de letra son importantes para determinar cuántos caracteres caben en un renglón y el tamaño adecuado de la línea:

De la misma manera en que es difícil leer muchas líneas con una letra de tamaño grande, también es difícil hacerlo con una sola línea que tiene un tipo de letra muy chico (en la web se puede hacer trampa y utiliar la facilidad del navegador para aumentar el tamaño de la letra, pero de todas maneras no es la manera más cómoda de leer una página).

Muchos libros de diseño sugieren la cantidad 'correcta' de caracteres que se deben usar en una línea, pero lo correcto siempre es lo que se ve bien. Un tipo de letra en particular, con un cierto ancho, estilo y en un fondo específico (el color o el diseño del fondo también pueden dificultar mucho la lectura) pueden tener un ancho ideal de línea. ¿Qué tan común es alcanzar esa perfección? Casi nunca, pero se tiene que alcanzar el balance perfecto en donde haya facilidad de lectura y el texto quepa adecuadamente en el espacio. No hay nada peor que llegar al fondo de la página habiendo pasado por alto algunas palabras.

Aquí hay unos URLs de sitios que manejan longitudes de línea (anchos de columna en textos impresos, tablas o sangrías en HTML) de maneras muy diferentes. Algunos lo hacen con estructuras CSS y algunos con una sóla columna recta. Úselos para determinar cómo desea desplegar el texto en sus siguiente proyecto:

http://www.mcsweeneys.net

http://www.state.gov/secretary/rm/37487.htm

http://www.nasm.si.edu/exhibitions/current.cfm

http://www.seal.com/bio/index.cfm

http://www.stanford.edu

http://www.stevenseagal.com/aikido.html

http://www.caymanislands.co.uk/to_do/watersports.asp

http://www.bartonpartners.com/BA_Links/BACareers.html

http://www.fordvehicles.com/fordgt/bulletin_detail.asp?type=news&id=1

http://www.britishairways.com/travel/baggag/public/en_gb?prim=custsupp

http://www.albinmarine.com/40cutter/40cutter.html

http://www.nytimes.com

 


[BIO]

Comencé a dedicarme al diseño gráfico en la secundaria, cuando la tecnología estaba en su Edad Media. Bill Gates y Steve Jobs tenían once años y lo más actual era sacar copias en mimeógrafos Gestetner. Desde entonces he trabajado en nuevas tecnologías, pero todavía tengo una navaja y sé cómo usarla.

He sido un empleado independiente y he trabajado en agencias de publicidad, compañías de impresión, casas de publicación y organizaciones de mercadotecnia de grandes corporativos. También estuve doce años [1985-1997] en Apple Computer; mi primera Macintosh era una Lisa con la grandiosa cantidad de 1MB de memoria, y actualmente tengo una Cube de pantalla plana.

He tenigo un sitio web desde 1997 y el más reciente fue en 2004. Todavía estoy aprendiendo a golpes que el diseño en web es diferente, pero no necesariamente mejor que el impreso.

Copyright © 2004, Mark Seymour. Publicado bajo los términos de la Open Publication license

Publicado en el número 108 de Linux Gazette, Noviembre 2004